¿Industria 4.0? La ventaja competitiva impulsada desde las operaciones. Fabricar más, mejor y más barato

Fernando Molinuevo

Por Fernando Molinuevo

Socio Director MESbook

Enero 2016

Hace tres años empecé en esto de la industria 4.0. La primera vez que lo busqué en Google no encontré más de cien entradas y me fue difícil recopilar cuatro titulares de periódico para una presentación. Hoy, cuando realizas la misma búsqueda, aparecen 1.760.000 entradas. Pero, ¿qué es esto? ¿Por qué lo impulsa la Unión Europea? ¿Qué nos aporta como empresa?

Alemania fue la pionera en Europa en impulsar la industria 4.0 para aumentar el porcentaje de peso de la industria dentro del PIB Europeo. En un entorno de mercado saturado, con un crecimiento muy bajo de la economía mundial, el único modo de poder aumentar el PIB es quitando cuota a otra serie de jugadores, más en concreto a países emergentes y aún más en detalle a China.

Sólo existen tres vías para aumentar el PIB industrial en Europa desde las Operaciones. La primera es lo que denomino mass customization, la segunda es industrializar el producto artesanal sin perder la señas de identidad / calidad y la tercera es a través de la eficiencia operativa. Todas ellas pasan por una redefinición de procesos productivos junto a unos sistemas de gestión a tiempo real. Y aquí es donde aparece la industria 4.0.

La industria 4.0. se define como ”Sistemas que conectan máquinas creando redes inteligentes a lo largo de la cadena de valor para controlar cada una de ellas autónomamente”.

La aplicación práctica de una empresa tradicional sería la siguiente: mis productos me dicen cuando se han vendido, estos datos junto con un análisis de machine learning me dará una previsión de demanda muy precisa. Con esta demanda, podré lanzar una secuenciación óptima que minimice mis tiempos de cambio y avise a mis almaceneros para que tengan preparado el material en el momento se necesite. Cuando el producto se esté fabricando, las máquinas me hablan, me informan cuando el operario ha tarado la máquina más despacio de lo estipulado o cuando en función de las microparadas voy a tener una avería importante. Además, el producto va a informar al operario cuándo quiere que le hagan un control de calidad y, cuando no sea conforme, avisará al responsable correspondiente. Y no sólo eso, el controller va a disponer a tiempo real de las desviaciones de coste, cuándo se han producido, por qué y dónde.

La supervivencia de las empresas industriales pasa por ciclos logísticos cortos, previsiones fiables, lotes pequeños y productos de mucha calidad con un nivel de eficiencia muy alto. Es el único camino para seguir siendo competitivos en el entorno de operaciones actual.

La industria 4.0 potencia seis áreas principales: generación de redes ciberfísicas a partir de la interconexión de máquinas y productos, cloud computing, machine learning sobre big data, fabricación aditiva y robótica colaborativa.

Cuando analizo la industria española, me gusta distinguir entre las aplicaciones a corto, medio y largo plazo.

A corto plazo la interconexión de los sistemas dentro de la fábrica (máquinas, personas y productos), junto con el machine learning nos ayudan a detectar las problemas a tiempo real, a prever ineficiencias y a guiar los operarios a realizar una fabricación más eficiente. En definitiva, a ser más competitivos a través de proyectos de mejora con retornos de inversión tendiendo a cero. Este es para mí el modo más práctico y asequible de dar forma a la industria 4.0.

A medio plazo el análisis de la demanda a través de machine learning (teniendo en cuenta aspectos como posición geográfica, clima, días del año…) nos permitirá conocer el detalle de la evolución futura de la demanda. Esta información, junto con la fabricación aditiva y procesos rediseñados para lotes cuasi unitarios, nos permitirá dar a nivel masivo productos 100% customizados sin riesgo de obsolescencia.

A largo plazo, la robótica colaborativa dará un paso adicional que es complicado de vislumbrar.

Pero, ¿cómo empiezo? Mira a tu alrededor y copia lo que otros han hecho en este entorno. Cuando la industria del automóvil empezó a poner inteligencia artifical en los coches a principio de los 90 no pensaba en el coche sin conductor, simplemente conectó sistemas y empezó a buscar aplicaciones prácticas que pudiera monetizar. Primero dispuso el ABS, luego el control de crucero, lo hizo inteligente, aparcó sólo y finalmente se dio cuenta que si usaba todo esto podía funcionar sin conductor.

En la industria actual hay que hacer exactamente lo mismo. Hay que empezar por el corto plazo, identificar qué parte de la tecnología potenciada por la industria 4.0 es más conveniente para tu negocio, cuál supone una ventaja competitiva respecto a tu competencia y/o una mejora de eficiencia productiva.

Los costes actuales de la tecnología permiten aventurarte en proyectos de bajo riesgo con retornos de inversión menores a seis meses y entorno de inversión de unos pocos miles de euros. Simplemente empieza a andar, camina y avanzarás hacia el objetivo final.

Claramente, el que no apuesta por esto es porque no quiere ganar, porque no se adapta a lo que viene o porque está cansado de pelear. En el mundo interconectado que vivimos todo va rápido, muy rápido, y si no haces nada tienes un problema, estás completamente fuera de mercado.

Tras tres años observando la industria 4.0 ya he entendido de qué va esto. Se trata de utilizar la tecnología para potenciar lo que los países emergentes no pueden hacer: alto grado de customización, tiempos de reacción cortos y eficiencia operativa.

La UE está dispuesta a invertir miles de millones de Euros porque el futuro de la industria está ahí y, con éste, gran parte de nuestro bienestar.

Cómo diría el anuncio: “Yo no soy tonto… y voy a interconectarme”.

Artículo publicado originalmente en la revista Economía3 en Enero de 2016.

Artículos relacionados

  • miniatura-an

La transformación digital, un desafío para las empresas

La digitalización ya es una realidad que nos rodea en nuestro día a día: se trata de fenómeno que ha revolucionado la economía [...]

  • miniatura-xc

Hacia un liderazgo ilusionante, aprendiendo continuamente

Los procesos crecientes de transformación económica, demográfica, del perfil de los consumidores y el vertiginoso avance de la tecnología, entre otros factores, están [...]

  • felipe-quintana-lean-thinking

Cómo alinear los departamentos de la empresa con un objetivo común

Las organizaciones tienden a trabajar estructuradas por áreas que en muchas ocasiones no están integradas ni coordinadas entre sí, creando atmósferas de trabajo [...]

2018-10-02T12:46:40+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies