EDEM acoge la II Jornada «Empresas Familiares en el Mundo» 

La Jornada “Empresas Familiares en el Mundo II”, organizada por la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València (CEF-UV), ha tenido lugar hoy en EDEM. En ella han participado cuatro ponentes extranjeros que han presentado los casos de tres territorios en los que las empresas familiares desempeñan un papel fundamental: Rodrigo Basco (Países del Golfo Pérsico), Anita Van Gils (Holanda), Céline Barrédy (Francia) y Miruna Radu (Francia). Con el objetivo de comparar la situación competitiva de las empresas familiares en dichos países con España, en la jornada se ha celebrado un debate-coloquio protagonizado por empresarios españoles con negocio en esos territorios: Salvador Martínez (Obeikan MDF), Héctor Dominguis (Grupo Dominguis) y Carlos Moldes (Moldtrans). 

La inauguración ha corrido a cargo de Hortensia Roig, presidenta de EDEM Escuela de Empresarios, y Alejandro Escribá, director de la CEF-UV, y los debates han sido moderados por Alejandro Ríos, socio y director de Broseta, y Carlos Aguilera, director Corporativo de Negocio de Empresas en la Comunidad Valencia y Murcia de Bankia, respectivamente.

El profesor Escribá ha ofrecido datos obtenidos por el Observatorio GECE (promovido por Bankia y el IVIE en colaboración con la CEF-UV), el cual ha comprobado cómo las empresas familiares de gran tamaño son más competitivas que las no familiares del mismo tamaño. Por esa razón, ha defendido que el crecimiento debería ser una prioridad para las empresas familiares pequeñas y medianas de la Comunidad Valenciana. Sin embargo, según las encuestas sólo el 16% de los empresarios familiares han resaltado el crecimiento como principal prioridad.

El profesor de la Universidad de Sharjah Rodrigo Basco ha destacado los desafíos de desarrollo y evolución en la concepción del gobierno de la empresa familiar, «en una sociedad muy cambiante que se ha transformado en un plazo de tiempo muy corto«. Por otro lado, ha resaltado la cuestión de la sucesión como su principal problema.

En el debate posterior, Salvador Martínez ha contado su experiencia en la relación con las estructuras de gobierno con la empresa matriz de capital saudí destacando el desarrollo de oportunidades de emprendimiento para la familia, para desarrollar sus capacidades profesionales como empresarios.

Las profesoras Miruna Radu (Audencia Business School) y Céline Barrédy han subrayado la existencia de distintos modelos de gobierno para la empresa familiar en Francia. Concretamente, han focalizado su atención en el que en ellas separa claramente el órgano de dirección (management) y el de supervisión (control).

Preocupaciones de la empresa familiar en Holanda

Por último, Anita Van Gils, profesora de la Universidad de Windesheim, ha destacado las principales preocupaciones de la empresa familiar en Holanda. Uno es el de la sucesión: el 33% de las familias no tiene hijos y la media del país es de 1,7 hijos por familia. Además, ha señalado la falta de interés de las nuevas generaciones a la hora de unirse al negocio familiar y la tardanza en el retiro de los actuales empresarios (conocido como efecto príncipe Carlos). Como solución, ha propuesto estrategias de acercamiento entre la familia y la empresa.

Además, ha resaltado la importancia del “emprendimiento estratégico” y ha puesto el foco en la digitalización: «La empresa familiar pequeña y mediana holandesa necesita mejoras en este aspecto, pese a que la digitalización en las empresas de los Países Bajos está por encima de la media de la UE», ha afirmado.

Durante el debate-coloquio, Héctor Dominguis ha explicado el desapego existente en las empresas familiares en Francia en comparación con España. Por otro lado, Carlos Moldes ha lanzado una reflexión interesante sobre la importancia del talento y la sucesión en la empresa familiar: “Las participaciones se transmiten pero la dirección hay que ganársela.”

El acto ha sido clausurado por Alejandro Escribá, quien ha repasado las conclusiones de la jornada, entre las que ha destacado la búsqueda de un equilibrio entre la riqueza emocional de la familia y la riqueza patrimonial; la importancia en la formación de los miembros de la familia empresaria en sus distintos roles; la opción de abrir el capital de la empresa a inversores externos; el desarrollo del protocolo familiar y de los criterios previstos a la hora de valorar las acciones; y la relevancia de trasladar los valores de la empresa a todos los trabajadores de una organización.

La Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València se creó en el año 2006, promovida por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), EDEM Escuela de Empresarios, el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar y el Instituto de la Empresa Familiar, y cuenta actualmente con el patrocinio de Bankia y Broseta. Sus actividades se centran en la docencia, divulgación e investigación sobre la idiosincrasia y los desafíos para la mejora de la competitividad de las empresas familiares.