Los estudiantes universitarios de EDEM trabajan en un reto planteado por la multinacional BSH Electrodomésticos España

Más de 200 estudiantes universitarios de EDEM Escuela de Empresarios participaron durante la semana pasada en el Proyecto Transversal del Curso 2018-2019, el cual consistió en dar respuesta a un reto planteado por la multinacional BSH (grupo que fabrica y comercializa electrodomésticos reconocidas marcas como Bosch, Siemens o Balay, entre otras). El desafío propuesto fue el de buscar soluciones para evitar el desperdicio de comida en los hogares a través de los electrodomésticos.

Un total de 28 equipos, formados por alumnos del Grado en ADE para Emprendedores y del Grado en Ingeniería y Gestión Empresarial, además de algunos estudiantes del Máster en Emprendimiento y Liderazgo y del Máster en Marketing y Venta Digital, participaron en el reto. A lo largo de cuatro jornadas, los distintos equipos recibieron sesiones formativas y de coaching por parte de profesores, equipo de Marina de Empresas y profesionales de la multinacional, quienes les han guiado en el desarrollo de sus respectivas propuestas para BSH, grupo que en la actualidad está coinnovando con Lanzadera en el programa Corporate.

Los equipos han aplicado el Design Thinking para la generación de ideas, siguiendo el orden de etapas que plantea esta metodología: ideación, en la que generaron multitud de ideas a través de dinámicas; empatizar, en la cual comprendieron y delimitaron el problema a través de la comprensión del contexto; seleccionar y concretar, mediante un Lean Canvas para organizar todos los aspectos que rodean al desarrollo de la solución; prototipado, en la que los participantes diseñaron un MVP (producto mínimo viable); y validación, donde vieron si su propuesta respondía a las necesidades del cliente.

Asimismo, los equipos recibieron recomendaciones para la realización de un ‘Pitch’ (presentación de un negocio o solución). Tras una ronda eliminatoria, la fase final se celebró el pasado sábado en el Auditorio Paco Pons de EDEM. El equipo ETIFRESH fue el vencedor al ser el más puntuado en una evaluación ponderada en la que se tuvo en cuenta el trabajo realizado a lo largo de la semana y las votaciones del público asistente y del jurado. Los alumnos propusieron instalar filtros de etileno en los cajones de los frigoríficos para ampliar la vida de los alimentos.

Este tipo de iniciativas permiten a nuestros alumnos trabajar sobre proyectos reales de empresas reales y aplicar sus conocimientos y habilidades para solucionar el reto planteado. Las empresas nos dicen que necesitan captar talento. Los estudiantes han dado una solución orientada a un problema, y tanto EDEM como BSH hemos valorado muy positivamente la frescura e innovación de los proyectos presentados”, afirma Lucía Egea, directora del Centro Universitario EDEM.