Fernando Roig, padrino de las promociones de Ingeniería y Gestión Empresarial y ADE para Emprendedores

EDEM Escuela de Empresarios ha acogido esta tarde la graduación de la primera promoción del Grado en Ingeniería y Gestión Empresarial (IGE), titulación adscrita a la Universitat Politècnica de València (UPV), y de la cuarta promoción del Grado en ADE para Emprendedores, adscrito a la Universitat de València (UV). Fernando Roig, presidente del Grupo Pamesa y del Villarreal CF, ha apadrinado a los 51 estudiantes que se han graduado.

Eduardo Vendrell, vicerrector de Estudios, Calidad y Acreditación de la UPV; Justo Herrera, vicerrector de Economía e Infraestructuras de la UV; Hortensia Roig, presidenta de EDEM, y Lucía Egea, directora del Centro Universitario EDEM, han acompañado a Fernando Roig en la mesa presidencial.

Al acto han asistido, entre otros, Juan Roig, presidente de honor de EDEM y presidente de Mercadona; Héctor Hernández, director general de Marina de Empresas; y Antonio Noblejas, director general de EDEM. Elena Fernández, directora de Grados del Centro Universitario EDEM, ha ejercido de moderadora del acto, al cual han asistido familiares de los recién egresados y profesores de ambas titulaciones.

En su discurso, Fernando Roig ha repasado diversas anécdotas de su trayectoria empresarial y ha instado a los jóvenes egresados a ser valientes y a “lanzarse a la piscina”. Además, les ha recomendado que tengan “visión de futuro” y que apuesten por la empresa.

“No os rindáis a la primera”

Hortensia Roig, en su intervención, ha puesto en valor el hito que supone que se gradúe la primera promoción de IGE y ha trasladado a los recién egresados tres mensajes: “No os rindáis nunca a la primera; no estáis solos, EDEM os seguirá acompañando; y buscad referentes, esas personas que os inspiren” para que, en un futuro, “vosotros os convirtáis, con el tiempo, en referentes de otros por vuestra integridad, valores y dignidad”, ha añadido.

La presidenta de EDEM ha sido también la encargada de entregar una placa a Alejandro Carrillo, estudiante del Grado en ADE para Emprendedores que obtuvo el Premio Extraordinario en la promoción del curso anterior (2015-2018).

“Pelead siempre por lo que creáis; sed autoexigentes. Se juega como se entrena. No uséis los condicionales: ‘me encantaría’ o ‘desearía’ son contrarios a la acción. En cambio, ‘voy a’ o ‘estoy haciendo’ son hechos. Hacer es avanzar, y tan válido es avanzar de cero a poco que de poco a mucho”, ha remarcado a los alumnos por su parte Lucía Egea.

Eva Folch (IGE) y Fernando Miralles (ADE) han intervenido en nombre de todos los graduados. “Hace cuatro años todos habíamos tomado la misma decisión: cursar un grado que ni siquiera nosotros conocíamos bien. Hoy venimos acompañados de un carro lleno de experiencias, de miles de cosas aprendidas y de muchos consejos que aquí dentro se nos han dado”, ha destacado la estudiante de IGE.

Fernando Miralles, por su parte, ha recordado a los profesores que les han acompañado a lo largo de los últimos cuatro años. “Nos avisaron que iban a ser duros, que iban a ser exigentes. Pero es lo mejor que nos ha podido pasar, porque solo la presión alta convierte el carbón en diamante. Va a ser nuestro trabajo, nuestra dedicación y nuestra pasión la que ponga el valor al título de ADE”, ha señalado.