EDEM acoge la jornada «Escuchar, hablar y hacer en clave femenina», organizada por CaixaBank

El Auditorio Paco Pons ha acogido hoy la jornada “Escuchar, hablar y hacer en clave femenina” organizada por CaixaBank, Patrono de EDEM, en el marco de su programa Wengage, que impulsa la diversidad y la igualdad entre hombres y mujeres, reforzando el rol de la mujer en la empresa y en la sociedad.

El encuentro, al que han asistido cerca de 250 personas, se ha iniciado con la intervención de Ana Quirós, directora corporativa de Relaciones Laborales, Cultura y Desarrollo de CaixaBank, quien ha expuesto el fuerte compromiso de la entidad financiera con la diversidad, promoviendo proyectos, acciones y programas que impulsan la igualdad en todos los ámbitos de la sociedad.

Posteriormente ha tenido lugar una mesa redonda, moderada por el director territorial de CaixaBank en la Comunitat Valenciana, Xicu Costa, en la que han participado destacadas voces de mujeres referentes de diferentes generaciones y sectores profesionales que han dado voz a la igualdad desde su propia realidad; como Hortensia Roig, presidenta de EDEM Escuela de Empresarios, María Bertolín, directora general corporativa en la empresa constructora Grupo Bertolín, Teresa Gisbert, Fiscal Superior de la Comunitat Valenciana, y Patricia Campos, entrenadora de fútbol y primera mujer piloto de reactor de la Armada Española. Las participantes, tras hablar y debatir sobre sus diferentes experiencias personales y profesionales en la mesa redonda, han atendido diversas preguntas del público asistente.

Xicu Costa ha destacado que “CaixaBank impulsa la diversidad y está comprometida con la igualdad. A través de este tipo de iniciativas queremos promover la sensibilización y el cambio social, reforzando el rol de la mujer en la empresa, en el deporte, en la sociedad en general y poner en valor su esfuerzo y compromiso por conseguir estos objetivos”. Para el director territorial de CaixaBank, “la diversidad es clave para conseguir atraer y desarrollar todo el talento potencial de una organización”.

Por su parte, la directora corporativa de Relaciones Laborales, Cultura y Desarrollo de CaixaBank, Ana Quirós, ha señalado que “la diversidad de género continúa siendo un reto prioritario en el nuevo Plan Estratégico 2019-2021, igual que lo fue en el anterior Plan Estratégico 2015-2018. Nos hemos fijado un objetivo del 43% de mujeres en posiciones directivas en 2021. Esto supone un aumento de 9 puntos porcentuales en sólo 6 años».

CaixaBank ya ha alcanzado la paridad al tener el 41,2% de las posiciones directivas ocupadas por mujeres (dato a septiembre de 2019)”. Asimismo, Quirós ha indicado que “el compromiso de nuestra entidad no solo se plasma en acciones restringidas al ámbito de la organización, sino también en impulsar el valor de la diversidad y la igualdad de oportunidades en el resto de la sociedad”.

Proyecto en el marco del programa Wengage de CaixaBank

La de València forma parte de una serie de jornadas que la entidad financiera lleva a cabo en varias ciudades españolas con ponentes de primer nivel. El objetivo es fomentar el debate sobre cómo la diversidad enriquece los diferentes ámbitos de la actividad humana y cómo la igualdad y la meritocracia son claves en la obtención del éxito de cualquier proyecto.

Esta iniciativa forma parte del programa Wengage de CaixaBank, que impulsa la igualdad entre hombres y mujeres, reforzando el rol de la mujer en la empresa y en la sociedad. Desde la entidad financiera se trabaja interna y externamente para combatir la desigualdad de género y se promueve el valor de la diversidad. El programa Wengage está dedicado al fomento de la diversidad de género en el marco del modelo de banca de la entidad, socialmente responsable, comprometida con el entorno, con vocación social y que contribuye al desarrollo de las personas y del conjunto de la sociedad.

La creación del programa Wengage se suma a las diversas líneas de acción desplegadas por CaixaBank en favor de la diversidad y la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. En ese sentido, la entidad financiera cuenta con un Plan de Igualdad y con agentes de Igualdad. Se trata de profesionales distribuidos en las distintas Direcciones Territoriales de toda España con el objetivo de asegurar y coordinar la implantación de los diferentes proyectos en sus direcciones territoriales.

Los beneficios de las mujeres en posiciones de liderazgo

El porcentaje de mujeres directivas en las empresas españolas se mantiene en el 27% por segundo año consecutivo y sólo ha mejorado 5 puntos desde el año 2011 (Grant Thornton, 2018). Sólo dos de cada diez hombres comparten al 50% las tareas del hogar (barómetro del CIS, 2017). Las mujeres suponen el 55% de los estudiantes universitarios, pero sólo un 12% en las carreras de Tecnologías de la Información y la Comunicación (Panorama de la educación 2017, OCDE). Los datos son abrumadores, por lo que resulta fundamental que las instituciones públicas y privadas adopten programas de igualdad, conciliación y corresponsabilidad para reducir la distancia entre mujeres y hombres.

Las empresas con más mujeres en sus equipos directivos tienen un 21% de probabilidades de obtener mayores beneficios que las peor posicionadas en diversidad (McKinsey, 2018). Y si la diversidad se extiende al ámbito cultural, la probabilidad es aún mayor (33%). Además, el estilo de liderazgo femenino, más relacionado con un enfoque horizontal y con características como la empatía, sensibilidad y búsqueda del consenso, es muy recomendable en las organizaciones cada vez más planas e interconectadas de hoy. CaixaBank cuenta con un 41,2% de mujeres en posiciones directivas, uno de los porcentajes más altos del sector.

CaixaBank es una de las entidades pioneras en la gestión de la diversidad en España, con un equipo especializado que coordina proyectos transversales para toda la organización con múltiples dimensiones: diversidad cultural, diversidad de género, diversidad funcional y diversidad generacional. Dentro de su Programa de Diversidad, CaixaBank ha puesto en marcha el programa Wengage para potenciar su compromiso con la diversidad y la igualdad de género. La iniciativa tiene una doble vertiente: la interna, con una serie de acciones dirigidas a incrementar la visibilidad y la proporción de mujeres en posiciones directivas de la entidad e impulsar el talento y el desarrollo profesional, y la externa, con actividades dirigidas al público general para concienciar sobre la igualdad de oportunidades y el valor de la diversidad.

El programa Wengage incluye medidas internas para fomentar la flexibilidad y la conciliación, la formación o los planes de mentoring femenino, mediante los cuales directivas de la entidad asesoran otros profesionales en el desarrollo de su carrera profesional. Asimismo, la entidad ha presentado en 2018 el Manifiesto de la Diversidad y la «Guía de comunicación igualitaria: el reto de las relaciones interpersonales», un documento para romper estereotipos y promover los comportamientos igualitarios y no discriminatorios en el ámbito profesional.

En el ámbito externo, el compromiso de CaixaBank con la diversidad incluye la promoción del debate y la conversación pública en torno a la diversidad (jornadas eWoman); la organización de diferentes premios y reconocimientos al liderazgo empresarial (Premio Mujer Empresaria) o a la excelencia académica (Premios Wonnow Stem); o líneas de acción vinculadas al deporte (patrocinio de la selección femenina de baloncesto).

CaixaBank está adherida al Women’s Empowerment Principles, de Naciones Unidas; al Acuerdo Voluntario con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad Más mujeres, mejores empresas para una mayor representatividad de la mujer en posiciones directivas; o al Charter de la Diversidad, para fomentar la igualdad de oportunidades y las medidas antidiscriminatorias.

Gracias a este compromiso, CaixaBank cuenta con la Certificación EFR (Empresa Familiarmente Responsable) de la Fundación Masfamilia, forma parte del índice de Igualdad de Género de Bloomberg y ha sido merecedora de diversos reconocimientos, como el Premio 25 aniversario de FEDEPE (Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias).

Participantes en la mesa redonda

Hortensia Roig es licenciada en Derecho por la Universidad de Valencia con Premio Extraordinario fin de carrera. Es Presidenta de EDEM Escuela de Empresarios desde diciembre de 2017. Proyecto al que ha estado vinculada desde 2005 donde ha desempeñado diversas responsabilidades. En EDEM confluyen la pasión de Hortensia por la educación y el mundo empresarial. Compatibiliza su labor como presidenta y docente de EDEM, con el Consejo de Administración de Mercadona. Es miembro del Fórum del Instituto de la Empresa Familiar y ha sido la primera mujer española en formar parte del Consejo Asesor de la Berklee College of Music, en Boston.

María Bertolín, estudió Arquitectura en la Universidad Politécnica de Valencia. Cursó Programa de “Desarrollo para la Dirección” por IESE y “15 x 15” en esta casa, en EDEM. Directora General corporativa en la empresa constructora Grupo Bertolín desde hacer tres años y Presidenta de Hormigones Cortes S.L.  Representa a Grupo Bertolín como vocal dentro de la Junta directiva del Club de empresas Responsables y Sostenibles, es Miembro Patrono de la Cátedra de Cultura Empresarial de la Universitat de València y recientemente se ha incorporado a la Asociación Valenciana de Empresarios.

Teresa Gisbert, Fiscal Superior de la Comunitat Valenciana, desde febrero de 2019. Fue durante 11 años Fiscal Jefe Provincial de Valencia. Ha sido la primera mujer en dichos cargos en la Comunitat Valenciana. Ha recibido entre otros premios, el Premio Internacional de la Mujer Trabajadora otorgado por las Cortes Valencianas. Este mes, la Ministra de Justicia le ha impuesto la Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort, en 2006 compareció ante la Comisión Mixta del Congreso y el Senado, sobre los Derechos de las Mujeres y de Igualdad de Oportunidades para informar como experta sobre el estudio de la Prostitución en España.

Patricia Campos, estudió Comunicación Audiovisual en la Universitat de València. Entró por oposición en las Fuerzas Armadas, y durante su trayectoria en el Ejército se convirtió en la primera mujer piloto de reactor de la Armada. Después de 8 años en las Fuerzas Armadas, cumplió su otro sueño, dedicarse al fútbol. Viajó a EEUU donde obtuvo el título de entrenadora. Con un balón y unas botas de futbol fue a Uganda para ayudar a niños y mujeres con SIDA, tratando de mejorar sus condiciones de vida y futuro a través de fútbol. Ha sido premiada en diversas ocasiones, entre ellas recibió en 2016 la Alta Distinción de la Generalitat Valenciana.